Instalación interactiva, cubo de 2,5m x 2,5m, tres de las paredes del interior del cubo se encuentran recubiertas con 126 composiciones hechas con la técnica de serigrafía sobre papel, el espacio esta iluminado con luz negra y la pintura contiene pigmento fluorescente. 

“Un plan es acertado cuando permite una colaboración fecunda procurando el máximo de libertad individual. Resplandor de la persona en el marco del civismo.”

Le Corbusier

 

Aspirar como sociedad a buscar y fomentar  el “resplandor de la persona en el marco del civismo”. Somos seres sociales que funcionamos dentro de un sistema que debería respetar e impulsar el resplandor, la luminosidad, el potencial de brillo de cada ser humano. La necesidad de entender que ningún sistema social es inmutable, la construcción de vida en sociedad es un incesante movimiento cuya dinámica requiere de un equilibrio entre conservación y renovación. Sostener una  estructura social estoica es sinónimo de reprimir, alienar y  limitar a la gran mayoría de sus integrantes (represión por diferencia de género, por diferencia de orientación sexual, etc.). Como sociedad deberíamos definir estructuras que permitan “una colaboración fecunda procurando el máximo de libertad individual”. Planteando lo geométrico como metáfora de estructura social, la intención de esta instalación es reinterpretar la noción de sistema (de relaciones entre individuos) imperante y jugar con esas formas geométricas generando nuevas y variadas composiciones. Un intento por transmitir la idea de un régimen con posibilidad de transformación, que puede mutar, redefinirse. Proyectar una idea de lo plural, una construcción con posibilidad de reformularse continuamente entre todos. Vivenciar una estructura que, a través de su constitución, fomenta la diversidad y potencia la intensidad y el resplandor de sus componentes. Vivir una instancia de fulgor. El ímpetu del flúor como exaltación de vitalidad. Esbozar una utopía de proximidad, unidad e igualdad.